Carolina Casiello, piscóloga y coach laboral, creadora de Fundación Trabajo Feliz describe porqué es crucial abordar la conexión felicidad y trabajo en la gestión de equipos humanos.

Históricamente hemos asociado el trabajo al sacrificio y a la dificultad, aunque afortunadamente no para todas las personas es así. En los últimos tiempos se ha comenzado a pensar diferente respecto de las personas en relación de su trabajo,  ya que los científicos han ido volcando su atención, por lo menos en los últimos veinte a treinta años,  en aquellas personas que disfrutan de su trabajo, e inclusive dicen ser felices con él.

La Felicidad está siendo en los objeto de estudio en varios campos de la vida humana.  Los psicólogos de diferentes partes del mundo están comenzando a volcarse a estudiar qué es lo que hacen las personas que tienen una calidad óptima de vida, para lograr que todos podamos aprender y reproducir esos patrones de comportamiento en los diferentes ámbitos donde  se desarrollan las personas.

El trabajo es uno de los ámbitos que más ocupa y preocupa al hombre, y es por eso que se está volcando fuertemente la investigación  sobre cómo ser más felices en el escenario laboral.

La ciencia ha aportado su método para explorar las modificaciones biológicas que se producen en el momento en que las personas identifican un estado de felicidad y el impacto que tienen estas modificaciones en la salud general.

En base al estudio de los comportamientos que estaban desarrollando  los sujetos de la experiencia cuando se han sentido realmente felices, se ha deducido que cuando las acciones que se realizan están orientadas a un claro objetivo y se tiene la posibilidad de hacer un chequeo inmediato de estar acercándonos a la meta pre establecida (feedback), se obtiene la experiencia de felicidad.

Estos descubrimientos vuelven al trabajo un ámbito ideal para que las personas experimenten mayor felicidad, y sentirnos más felices nos brinda la posibilidad de alcanzar estados óptimos tanto en lo  emocional como en lo biológico, redundando en nuestra creatividad, nuestra capacidad sostener relaciones de calidad y tantos otros aspectos relacionados a nuestra calidad de vida en general.

Felicidad y trabajo, dos conceptos que hasta ahora aparecían como opuestos, o al menos difícilmente asociables, hoy se convierten en el desafío de la Psicología Organizacional, de la Psicología Organizacional Positiva y por ende, de los profesionales de Recursos Humanos.

El desafío que se nos presenta en el campo de las organizaciones laborales es que las personas tengan claro el sentido de propósito de su trabajo, su implicancia en los resultados del proceso en el que están involucrados y consciencia del impacto de sus acciones en el objetivo (misión) organizacional.

Queda abierta la invitación a reflexionar  a todos los líderes organizacionales y a los referentes de procesos de Recursos Humanos , sobre si somos conscientes de la increíble contribución que podemos hacer a la felicidad de las personas a través de su trabajo.

Autora: Carolina Casiello

Fuente: carolinacasiello.com

 

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail